Olga Sánchez Cordero sepulta el plan para desaparecer poderes

La secretaria de Gobernación descarta que avance la propuesta para Tamaulipas, Guanajuato y Veracruz; no es solo que renuncie el gobernador, sino que la Federación tome el control total, señala.

No hay posibilidad de que desaparezcan los poderes en Tamaulipas, Guanajuato y Veracruz, como proponen las bancadas de PAN y Morena en el Senado, subrayó la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

“No se va a dar la desaparición de poderes porque tendrían que desaparecer los tres poderes de las entidades federativas”, explicó la funcionaria luego de recibir al embajador de España en México, Juan López-Dóriga Pérez, y a la directora de la Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas, Anna Terrón I Cusí, en la Secretaría de Gobernación (Segob).

La encargada de la política interior subrayó que antes se confundía esta figura con la renuncia del gobernador o con su desafuero, pero lo que implica es que la Federación asuma el control de la entidad.

“La desaparición de poderes significa desaparecer el Poder Legislativo, el Judicial y el Ejecutivo y que la Federación tome cartas en el asunto en el estado… lo descarto”, expresó.

Desde que se presentaron las solicitudes para desaparecer poderes en los tres estados, Sánchez Cordero minimizó el encontronazo entre los grupos parlamentarios de PAN y Morena y manifestó que se trataba de un tema político.

“¿Hace cuánto que no se da una situación de esta naturaleza? Años, décadas. Respeto al Senado, pero probablemente es por posiciones políticas, pero desaparición, es como desaparición de los tres poderes y que la Federación tome el estado… no van a desaparecer por supuesto los poderes”, expresó el 25 de septiembre.

LAS SOLICITUDES

Una semana antes, los senadores de Acción Nacional pidieron declarar esta figura en Veracruz al argumentar que el gobernador Cuitláhuac García no ha garantizado la seguridad de los veracruzanos y que la remoción del fiscal Jorge Winckler fue “ilegal”.

En respuesta a esta solicitud, los legisladores morenistas pidieron lo mismo para Tamaulipas y Guanajuato, ambos gobernados por el PAN, al asegurar que estos estados atraviesan una crisis de violencia e inseguridad.

La propuesta provocó el rechazo de los gobernadores aludidos; la crítica más férrea vino del gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez, quien la calificó de “revanchismo político” y de un intento de Morena de arrebatar “lo que no pudo en elecciones de muchos años”.

En medio del intercambio de señalamientos que desataron estas iniciativas, aceptadas por el Senado el 24 de septiembre, este martes la Comisión de Gobernación del Senado aprobó solicitar a la Mesa Directiva una prórroga para dictaminar si proceden las solicitudes hechas por Acción Nacional para Veracruz y Morena para Tamaulipas y Guanajuato.

El presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara Alta, Ricardo Monreal, calificó el acuerdo de aplazar la discusión del tema de “un acierto” y confió en encontrar una salida jurídica al conflicto.

Y ADEMÁS

SE PERFILA ACUERDO PARA REVOCACIÓN

El Senado se acerca a un acuerdo para votar la próxima semana la revocación de mandato, al ceder el presidente Andrés Manuel López Obrador y Morena modificar la fecha para activar ese mecanismo y que sea la ciudadanía, y no el Ejecutivo, quien haga la propuesta. Morena y sus aliados no son suficientes para sacar la propuesta, ya que les faltan 9 legisladores para lograr la mayoría calificada, por lo que este jueves se buscarán los consensos en la sesión de la Comisión de Puntos Constitucionales.

Con información de Milenio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *