ALTAMIRA: La maldición de GENARO DE LA PORTILLA.

Esa política de Altamira….

 

Por ESTEBAN Castro TORRES

 

ALTAMIRA: La  maldición de GENARO DE LA PORTILLA.

 

Armando Martínez Manríquez, no se ha estacionado, le ha puesto todo su esfuerzo y ganas al firme  el propósito de cumplir su sueño de ser alcalde de ALTAMIRA, Fue aspirante por el PRI en diversas ocasiones, luego candidato del PRD y por último de MORENA,… pero dicen que lo persigue… “La Maldición De Genaro de la Portilla”.

 

En –el pueblo- Altamira la vida política es manejada por los grupos desde hace más de 50 años. Unos primeros… y los que están ahorita como desde hace 35 años, son los mismos dicen.

 

Y no ha habido más.

 

Son prácticamente los mismos, los que han gobernador por el PRI, por el PFCRN y ahora por el PAN. Independientemente de una Junta de Administración que fue presidia por el Tampiqueño ROGELIO  “El Chícharo” RODRIGUEZ.

 

A mi querida ALTAMIRA… llena de sucesos políticos que escribir.

 

Pero hoy prácticamente nos ocuparemos: “De la Maldición de Genaro”.

 

La historia marca que Juan Genaro De la Portilla fue derrotado en el año de 1976 por Armando Martínez Saucedo, quien compitió por el PRI a la alcaldía de lo que hoy es este importante puerto mundial.

 

Genaro de la Portilla fue el candidato del PARM, perdiendo la elección en contra del PRI. En 1976. Era la elección p’a gobernador donde Enrique Cárdenas Gonzales.

 

De los hechos sucedidos en esos años, nació lo que prácticamente se lo conoce hoy como “La  Maldición de Genaro”.

 

Pues Armando Martínez Manríquez, sufre  el “veto” de los grupos para llegar a la alcaldía con la que ha soñado prácticamente desde que era un niño.

 

Esta es una historia que da para mucho más….pero como comentario esto ya es bastantes…

 

Políticos Mediocres.

 

En política solo se cosecha lo que se siembra.

 

Por ello se dice en el municipio de ALTAMIRA, que el Secretario de Bienestar Social Zeferino “Sin…Ti….NO” Lee, ni el flamante jefe de la Oficina Fiscal Gonzalo Urbina Betancourt,   son  políticos que defiendan los idearios del Partido Acción Nacional.

 

Los consideran unos políticos fracasados.

 

En el Caso de Zeferino “TINO” Lee las veces que ha sido candidato a un puesto de elección popular ha mordido el polvo.

 

No tiene carisma, ni es popular, es un hombre que se ha hecho rehén de sus desmedidas ambiciones. Lo que finalmente siempre resulta aguachento, sin audacia y muy oportunista.

 

Pues ahora resulto que es el responsable del “Reventadero” de la asamblea para la elección de Dirigente del Comité Municipal de Acción Nacional.

 

Pero en Altamira hay personajes que recuerdan a “TINO” Lee, en su primer intento en busca de la Presidencia Municipal, por el Partido Acción Nacional.

 

Dicen que lo contrato el PRI-Gobierno, en los tiempos de Tomas Yarrington Rubalcaba, su misión era derrotar a Genaro De la Portilla Narváez, cacique de horca y cuchillo – de esa época- Siendo esta su primer derrota…

 

En su segunda ocasión “TINO” Lee, volvió a ser candidato por el PAN a la alcaldía Altamirense, compitiendo contra Juvenal Hernández Llano y el resultado fue el mismo. D E RR O T A D O.

 

Del otro personaje Gonzalo Urbina Betancourt, -hoy flamante Jefe de la Oficina Fiscal-, se le recuerda en esos mismo tiempos como secretario general de la CNOP en Altamira, a quien también señalan como el responsable del “Boicot” a la asamblea panista que finalmente no se realizó.

 

Son los políticos que pierden la memoria.

 

El lector se preguntara porque entrelazamos estos dos asuntos…Es muy fácil, pues dicen que ahora Tino Lee, trae el PRIMER lugar en Derrotas, dejándole el segundo lugar a Armando Martínez Manríquez, porque él ya ha ganado algunas elecciones claro fueron por el PRI…

 

Esperan el Clásico Político de Altamira.

 

Y comentan que el clásico de la política Altamirense será cuando se enfrente Tino Lee VS Armando Martínez…por la alcaldía…. “un pueblo que no conoce su historia está condenado a repetirla”…  Esa política de Altamira….  ahí la dejamos por hoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *