¿Y LA DEFENSA DEL GÉNERO APÁ?

 

Ayer señalé con índice de fuego al diputado petista-morenista, Gerardo Fernández Noroña, quien estuvo en Tamaulipas, concretamente en Reynosa, y en donde insultó y ofendió a las autoridades legalmente constituidas, con ese estilo característico suyo, que denota una marcada frustración en su vida. Así que, Fernández Noroña, quien más parece un fajador que un político, ofendió de mala manera, burda y majadera, a la presidenta municipal de Reynosa, a Maki Esther Ortiz Domínguez y lamentablemente, entre las patas, se llevó a todos los reynosenses. Ese es un tema.

Pero lamentablemente, me dejó sin habla saber que quien se enganchó a los misóginos comentarios de Fernández Noroña, fue la ex jefa de prensa del Ayuntamiento de Reynosa, Yenni Gandiaga, de quien me extrañó su postura al ser ella una defensora a ultranza de los derechos de las mujeres y al conocer, por la cercanía que vivió durante meses, a la alcaldesa Maki Ortiz Domínguez.

Y más me extrañó que fuera precisamente Yenni quien públicamente secundara a Fernández Noroña y que se olvidara que fue, precisamente la alcaldesa Ortiz Domínguez, quien le dio la oportunidad de alcanzar la Coordinación de Comunicación Social en el municipio, puesto para el que ella, y lo digo sin ánimo de ofender a nadie, no tiene la experiencia necesaria. Maki, pues, le permitió a Yenni trascender como jefa de Prensa del Ayuntamiento de Reynosa, y le dio su lugar ante los funcionarios y los compañeros reporteros.

Y señalo con todo respeto que Yenni, en el tiempo que estuvo al frente de la responsabilidad pública, demostró que no tuvo la experiencia necesaria, ni la preparación, ni la estatura, ni la mesura para hacer grande el cargo, por lo que fueron éstas, precisamente, las causas que provocaron que en muy pocos meses se dieran cuenta en el Ayuntamiento que los resultados demostrados eran el reflejo de que ella, Yenni, no reunía los requisitos para estar al frente de esa área tan importante y delicada del Gobierno Municipal, vital diría yo, y por eso cuando se filtró que Yenni habría de ser despedida, ella se anticipó y renunció al cargo para tratar de no salir más lastimada y por la puerta de atrás.

Y ahora, con sus comentarios y publicaciones, demuestra que se quedó con un gran resentimiento a cuestas y que es intolerante a la frustración: Yenni mordió la mano que le ayudó, que le dio de comer y que le brindó su confianza, avalando la conducta misógina y grosera del pelafustán Gerardo Fernández Noroña, aún y cuando se ofendió a una mujer, dejando de lado su naturaleza defensora de las mujeres y sus derechos y olvidándose que ha ocupado la representación de la red de mujeres periodistas en Reynosa.

Pero lo más importante, se le olvidó que bien o mal, que chueco o derecho, la alcaldesa le dio su confianza para manejar su imagen pública, y Yenni, le falló, en el trabajo y en la amistad.

PD. 1. Un dato alarmante que se ofreció durante la conmemoración del Día Mundial de la Lucha Contra del Cáncer es que la tercera causa de muerte de los tamaulipecos es el cáncer, enfermedad que es curable, siempre y cuando se detecte a tiempo.

Entre las mujeres, los mayores grados del padecimiento se ven en el cáncer de mama y el cáncer de cuello uterino, mientras que en los hombres es el cáncer de próstata y cáncer de pulmón y los niños y niñas sufren de linfomas y leucemias, cáncer en la sangre, enfermedad que en la mayoría de los casos suele ser detectada muy tardíamente.

Asimismo, en Tamaulipas, la primera causa de muerte son enfermedades del corazón y la segunda causa es la diabetes mellitus y sus complicaciones.

Por todo ello, tenemos que hacer de las revisiones médicas y los cuidados de salud una sana costumbre para nosotros y nuestras familias.

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipodromo.politico@gmail.com. Y también estamos en twitter @CarlosCortesMX.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *