¿FAKE NEWS EN TAMAULIPAS CASO ENRIQUE RIVAS CUELLAR

 

Una de los grandes riesgos de la libertad de expresión, que permite el uso de las redes sociales, son las “fake news”, noticias falsas, a las que estamos expuestos todos los días. Que si tal personaje murió, que si aquel fue a la cárcel, que si el otro defraudó, o aquel dijo lo que no dijo. Esa es la dinámica informativa que vivimos en estos tiempos de hipercomunicación.

 

Las fake news o noticias falsas, consisten en un contenido pseudo-periodístico difundido a través de portales de noticiasprensa escritaradiotelevisión y redes sociales y cuyo objetivo es la desinformación, y se emiten con la intención deliberada de engañar, inducir a error, manipular decisiones personales, desprestigiar o enaltecer a una institución, entidad o persona así como obtener ganancias económicas o réditos políticos.

 

Las noticias falsas tienen relación con la propaganda y tratar de influir en la realidad al presentar hechos falsos como si fueran reales, son consideradas una amenaza a la credibilidad de los medios serios y a los periodistas profesionales.

 

El desarrollo de las modernas tecnologías de la información ha permitido que la dispersión de noticias falsas y su utilización para fines políticos se transformen en una preocupación global, a tal grado que la expresión fake news fue elegida palabra del año 2017 por el diccionario Collins,​ y candidata a “palabra del año 2017” de la Fundéu BBVA (Fundación BBVA).

 

Asimismo, recientemente, en 2018, el periodista español Marc Amorós publicó el libro “Fake News: La verdad de las noticias falsas”, en la editorial Plataforma, en donde explica qué son las fake news, quién las hace y cómo se propagan. Y quizás, lo más importante, propone cómo luchar contra las noticias falsas y cómo defendernos de ellas. Y asegura este comunicador español que al día, por lo menos 7 de cada 10 personas somos blanco de una “fake news” y lo peor es que nos la creemos.

 

Y más grave aún resulta el escenario que viene, ya que según Amorós, en el año 2022, el cincuenta por ciento de las noticias a las que estemos expuestos serán falsas, aunque hoy ya un gran porcentaje de la información a la que estamos expuestos es falso.

 

Y no crea que tenemos que irnos a otros países o a las grandes ciudades de México para estar expuestos a las fake news. No, en absoluto. Aquí en Tamaulipas también, por desgracia existen, y buscan manchar carreras honorables y eficientes de personajes públicos, en aras de lograr perversos objetivos. Porque primero debemos entender que en Tamaulipas hay buenos y malos gobernantes, eso es un hecho, y no todos quienes gobiernan Tamaulipas son malos, delincuentes o perversos.

 

Y entonces, muchos de quienes todos los días salen a gobernar para hacer de estas tierras, pueblos de oportunidades, son blanco de las “fakes news”, noticias que buscan desacreditarlos y, lo peor, distraerlos de sus proyectos personales y políticos. Y me refiero a este tema porque recién, hace unos días, un medio de comunicación impreso publicó información falsa acerca del alcalde de Nuevo Laredo, Enrique Rivas Cuellar.

 

Resulta que, a pesar de haberse publicado lo contrario, el Juez de Control del Centro de Justicia Penal del Poder Judicial de la Federación en Reynosa, declaró que la impugnación que el excandidato perdedor a la Presidencia Municipal, Ramón Garza Barrios, presentó contra Enrique Rivas Cuéllar, se declaró “sin materia por insuficiencia de datos de prueba”.

 

También quedó claro que a la audiencia de impugnación, programada para las 16:15 del 28 de enero pasado, derivada de una Carpeta de Investigación Inicial, nunca fue citado el presidente municipal Rivas Cuéllar, como aseguraba la “fake News”, ya que la investigación no se instruye en su contra, sino “contra quien resulte responsable”.

 

¿Así o más claro? En este asunto, pues, nunca fue citado el alcalde neolaredense y el mismo se desechó por no haber materia por falta de pruebas, lo que primero, ratifica la calidad moral de Enrique Rivas Cuellar y dicha demanda fue desechada por el juzgador, con lo cual se cierra esta historia que nunca, a la luz de las autoridades judiciales, tuvo los fundamentos ni el sustento necesario para ser tomada con seriedad.

 

Y ya desechado este proceso judicial, le permitirá al titular del ejecutivo municipal de Nuevo Laredo, dedicarse al cien por ciento, como así lo ha venido haciendo desde que asumió el cargo, para buscar solución a los problemas de la ciudad y de su gente.

 

Y seguramente, mientras más se acerque el proceso electoral de junio, para renovar el Congreso de Tamaulipas, seguramente las Fake News se harán más cotidianas, porque cuando a los candidatos y a los partidos les falten los argumentos, buscarán las estrategias para buscar adeptos y convencer a la sociedad. Y en esa circunstancia se irán sobre candidatos, gobernantes, políticos y periodistas para buscar “el éxito” en sus actividades proselitistas. Ojalá y me equivoque, pero veo que, desgraciadamente, vamos para allá, y el debate inteligente se irá quedando de lado. Ojalá y me equivoque pero… No serán todos los candidatos, pero si habrá. Eso es un hecho.

 

Asimismo, como Fake News, podríamos calificar las fantasiosas declaraciones de Gerardo Fernández Noroña, el activista morenista, que busca a donde pone el pie lograr la atención de los medios con estruendosas declaraciones que siempre terminan en sólo sensacionalismo, que es como se ha mantenido este terrible personaje de la política nacional que igual se faja con priístas, perredistas, panistas y hasta con personajes de su propio partido político. Lamentablemente, esta estrategia de Noroña es la que le ha funcionado a él, lo que no quiere decir que ha beneficiado a quienes dice, este sujeto, representar.

 

La moraleja de este hecho neolaredense es que las fake news, desgraciadamente, seguiran estando en nuestro entorno y debemos los ciudadanos aprender a discernir entre lo que es una noticia cierta, fundamentada, con elementos de juicio, y lo que es una ocurrencia, de “alguien”, sólo para molestar.

 

  1. 1. Una buena cabalgata, sin duda, es la que ocurrió este fin de semana en el ejido Santa Juana de Altamira, por el 85 aniversario de su fundación, encabezada por la alcaldesa, Alma Laura Amparán y por el Coordinador de Comunicación Social del Gobierno de Tamaulipas, Francisco García Juárez. La cabalgata logró una muy importante capacidad de convocatoria y refrendó el compromiso de la alcaldesa por seguir realizando acciones de progreso en todos los rincones del municipio que gobierna. Fue, por decir lo menos, una gran fiesta popular.

 

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipodromo.politico@gmail.com. Y también estamos en twitter @CarlosCortesMX.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *